El otro día comencé a buscar la historia del bambú. Por años he escuchado reflexiones sobre la relación que hay entre esta planta con la paciencia, perseverancia y constancia. Sin embargo, quería saber mas sobre ella.

Encontré 2 datos sobre el bambú que no había escuchado.

  1. Existe un bambú chino y un bambú japones. Cuando un cultivador planta una semilla de cualquiera de las dos, no crecen inmediatamente. Por años solo fortalecen sus raíces antes de salir a la superficie. Sin embargo, algo las hace diferentes además de ser de lugares distintos.
  2. El bambú chino sale a la superficie a los 5 años después de haber sido plantada. El bambú japones a los 7 años.

¿Si pudieras escoger, cuál de los dos bambúes escogerías?

Yo elegiría cualquiera de los dos y ahora te cuento por qué.

Aunque uno sale a la superficie en menos tiempo, los dos crecen con la misma altura y al mismo tiempo: 30 metros en seis semanas.

Muchos no apuestan lo suficiente en sus proyectos porque no ven resultados de forma inmediata y porque ven a otros tener éxito primero.

No importa el tiempo que dure la ‘’aparente inactividad’’ fortaleciendo las raíces, cuando tu proyecto esté listo crecerá y otros lo notarán.

Y ahora, ¿qué bambú prefieres? ¿Serás perseverante y paciente no importa el tiempo que te tome?