Las personas se interesan por ellas mismas. Se pasan la vida buscando constantemente resolver sus problemas y así olvidándose de los intereses de los demás.

Confieso que, al comprar este libro, pensé que en el encontraría la fórmula para crear mi mapa y que conseguiría descubrir el camino.

Bueno, pues ese momento ya llego. Ya somos grandes e independientes. Sin embargo, a tus 35, 40, 45 años sigues necesitando permiso. Sigues necesitando aprobación de los demás para dar el paso al frente, para sobresalir, para ser la diferencia. Sigues viviendo bajo las reglas de otros. Sigues viviendo bajo el que dirán.

Tengo meses procrastinando ‘’limpiar’’ mi closet. Aun sabiendo que es bueno para mí porque tendré más espacio, no tengo ni una pizca de deseo para hacerlo.

Vivimos la vida creando ‘’remedios’’ porque reaccionamos #tarde. Aprecia lo que tienes antes de que el #tiempo te lo quite.

Cuando las cosas no suceden como queremos lo vemos como algo negativo. ¿y si la alternativa no fuera tan mala? ¿Cómo aprovecharías lo no planeado?

De lunes a viernes mi alarma me despierta muy temprano. Aunque la rutina mañanera es siempre la misma, hay una que otra mañana intensa: esos imprevistos que sacan a uno de órbita.