Las novelas modernas no pierden tiempo. Atrapa la atención de los lectores en las primeras líneas con frases sorprendentes, situaciones insólitas y descripciones tan detallas que hacen que te la imagines.
La lección de hoy es aprender de ellas al momento de escribir un post en tu blog o redes sociales, un correo electrónico o un artículo.

El Señor le respondió: te pedí que los fregaras, no que dejaras de comer. Mírate ahora, tus brazos y espalda están más fuertes. Ni se diga cómo se ha desarrollado tu creatividad en la cocina. A pesar de que ha sido un trabajo duro, tú has crecido. ¿De verdad piensas que fracasaste?”

Estamos en crisis. Todos en casa llevándolo cada uno como puede. ¿Tu como marca, que estás haciendo para aliviar la carga de tus clientes? ¿Qué le estas diciendo a tu comunidad en las redes sociales?

¿Quién está en una competencia de ‘’el más productivo’’? ¡Definitivamente que yo no! No estaba preparada para esto y lo llevo como puedo. Hacer nada también se vale.

Ahora es el momento mas importante para estar en comunicación. Esta pandemia está alterando nuestras vidas, creando incertidumbre. Por eso es importante analizar que decir y como decirlo. Refleja que eres una marca que no está desconectada de la situación.

No, este encierro no es fácil. Pero ni tu ni yo somos Will. Esto no es una película. Esto es real. La única cura que nosotros podemos dar es quedándonos en casa. Estoy segura de que has pasado por momentos peores.

¡Me encantó! Rachel Hollis es impresionante. Su manera tan realista de contar las cosas es fabulosa. No tenemos super poderes y no podemos con todo. Pero si te lo propones, desde tu ‘’pequeñez’’ puedes lograr grandes cosas.

Escuchar a mis hijos quejarse cuando preparo una comida que no es de su agrado, me hizo reflexionar en lo siguiente: hoy no me importa, cuando voy de compra, si el arroz o la leche que me gustan se acabaron.