Con el storytelling consigues crear imágenes en las mentes de tu audiencia.
Cuando escuchamos o leemos anécdotas, experiencias o testimonios genera en nosotros curiosidad y empatía. ¿Qué más potente que escuchar la vida de otra persona para llamar la atención?