Hagas lo que hagas, siempre te criticarán.

Hablarán porque te involucras demasiado, te involucras muy poco o no te involucras para nada. Hablarán porque opinaste mucho, poco o nada. Hablarán porque te fuiste, te quedaste, por lo que eres, por lo que no eres, por tus decisiones y acciones. No importa que, siempre te criticarán. ¡Da igual!

Hago las cosas como las sienta. Mi juicio no es bueno ni malo, simplemente es lo que es. Yo soy responsable de lo que hago, no de lo que el otro piense. No soy buena ni mala, soy diferente a ti, al vecino, al amigo, al primo, a la tía, al esposo y a los hijos.

Hagas lo que hagas, seas como seas, siempre van a hablar.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.