Cuando me di cuenta de que la vida es muy corta, empecé a vivir. Y este fin de semana lo confirmé.

Cuantas cosas no me atrevía a experimentar, conocer, o hacer por miedo. ¡No vivía!

Amo la tranquilidad y el silencio. Pero por esta ocasión decidí salirme de mi cajón y ‘’vivir un poco’’.

¡Hice rafting! Tremenda experiencia. Lo volvería hacer.

¡Maroma! ¡Qué miedo! Pero una vez encaramada tenia que terminar.

¿Qué aprendí?

El miedo no se va NUNCA. Estuvo conmigo hasta el final. Pero que bien se sintió terminar.

No sabrás de lo que eres capaz si no lo intentas. No hay momento perfecto para empezar. Comienza a vivir ya.

#Experiencias #Miedo #Atrévete

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.