El viernes pasado mi esposo y yo estábamos en un establecimiento cenando. Una vez ordeno, me fui al baño. Yo no sé porque siempre hay alguien que se antoja al mismo tiempo que yo. ¿A quién le ha pasado?

Si te ha pasado ya sabes la historia: tratan de abrir la puerta, tu dices ya va, bla, bla, bla… Bueno la cosa es que el pana al parecer tenía diarrea porque quería tumbar la puerta.

Cuando abro la puerta, no hay nadie. Cuando llego a mi mesa, el pana estaba sentado en la mesa de al lado. Pues cuando me vio salió juyendo al baño. Mi esposo me pregunta que si solo hay un baño y le respondo que sí.

Somos capaces de regular nuestras emociones y forma de actuar. Sin embargo, no es fácil. En ese momento estaba molesta porque sentía que ese joven no estaba respetando mi turno. Y se lo deje saber.

Aprendamos a tener autocontrol, porque el no dominar las emociones causan malestar en las relaciones con los demás. Mi esposo y yo entramos en un desacuerdo, porque él decía que yo debía controlarme y yo que no.

En conclusión, trabajemos el autocontrol por nuestra salud emocional y las relaciones con los demás.

P.D.: La foto es Fray Bartolomé de las Casas. Igual que Montesinos, defensor de los indígenas. Esa estatua esta en la Zona Colonial en un parquecito que nunca había entrado en la calle Arzobispo de Meriño.