Hace unos meses, fui invitada al colegio donde estudié a hablarles a los chicos de secundaria sobre el Storytelling. ¿Dime si no es esta la audiencia más difícil de mantener interesada en lo que dices?

Para romper el hielo y los nervios, les conté que yo era una exalumna y hasta les confesé cuales eran mis profesoras favoritas. Se formó una linda dinámica donde ellos también identificaron a sus maestras preferidas.

Inmediatamente introduje el tema contándoles como me sentía cuando la profesora asignaba un trabajo de investigación escrito y también tenia que exponerlo. ¿Por qué exponerlo? ¿No basta solo con entregarlo por escrito? Con esta introducción, ya estaba en la zona de empatía. Compartimos el mismo sentimiento a la hora de exponer frente a un público: vergüenza, nervios y miedo a que se nos quedara la mente en blanco.


Tu principal objetivo es que las personas se interesen de lo que estás hablando. Quieres que tengan toda tu atención y no se pierdan ninguna información. Aquí esta tu primer error:

No crear la empatía con tu audiencia.

Inicia tu presentación contando una anécdota o una experiencia que hayas vivido. Si lo puedes conectar con el tema, genial. Aunque no es obligatorio. Una historia creara esa conexión que necesitas tener con tu audiencia. La pregunta ¿sabías que? es también una manera de romper el hielo y llamar la atención.

Tu segundo error: tener una presentación llena de letras.

El público quiere escucharte a ti, no ir a leer unas diapositivas. Esta es un arma que destruye al instante la atención de tu audiencia. En su lugar, utiliza este recurso para proyectar fotos, videos y algún dato muy importante en cual quieras hacer énfasis.

Tu tercer error: iniciar tu ponencia hablando de números, cifras y datos generales.

No, no es que no puedas hablar de ellos, pero evita hacerlo al inicio. Esta es otra arma poderosa para que las personas pierdan el interés rápido y presten atención a otras cosas. Los números no crean empatía ni conexión.


Ya he puesto en evidencia tus errores. Ahora te presentaré la fórmula ‘’De lo particular a lo general’’. Un esquema de 3 pasos que vas a usar en tu próxima presentación para que no sea aburrida:

 

  1. Situación. Una vez termines tu introducción rompe hielo, inmediatamente presenta tu tema sin muchos adornos. Se directo y claro.

2. Este es el momento de hablar de cifras, números y datos generales. Incluye siempre aquí ejemplos, haz comparaciones y utiliza           metáforas. Haz que tu audiencia entienda de forma concreta los datos que les estas dando. Asegúrate de que entiende esa información.

3. Solución. Así como tienes una apertura de impacto, tu desenlace debe ser igual. Muestra resultados. Presenta pruebas y testimonios. Incluso puedes terminar con otra pequeña experiencia propia.


Recomendación: una vez termines de preparar tu presentación pregúntate, ¿me quedaría escuchar hasta el final esta exposición?

Ahora cuéntame, ¿cómo acostumbras a hacer tus presentaciones? Te leo en los comentarios.

KARINA PETIT
Ayudo a las marcas a crear contenido que llame la atención a través del Copywriting. Creadora del blog El Pensamiento de Ka. Contar historias es mi parte favorita del Copy.

Me encontrás como:
BLOG: 
karinapetit.com
INSTAGRAM: 
@karinapetitr
TWITTER: @karinapetitr 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Descarga la Guía para principiantes de Copywriting.

Guía de copywriting para principiantes.

Guía de copywriting para principiantes.

¿Quieres recibir tips de copywriting en tu correo? Déjalo aquí