No tengo tiempo, no puedo y estoy cansada son los nombres que le das al ‘’no quiero’’ cuando no quieres hacer algo, valga la redundancia. Son excusas que prefieres dar en lugar de ser honesto y decir simplemente, no quiero.

Mi hijo practica béisbol. El otro día llegó del colegio con dos razones muy bien pensadas para no ir ese día a la práctica: la 1ra. ‘’estoy cansado’’ y la 2da. ‘’es que hoy quiero estar con mi familia’’. (esta estuvo genial).

Después de unos minutos de yo animarlo a que vaya, al final me dijo: es que no quiero y me daba vergüenza decírtelo.

Le daba vergüenza decirme que ese día lo que quería era quedarse en casa haciendo nada.

Constantemente me encuentro poniendo excusas cuando en realidad en el fondo ¡no quiero!

¿Por qué nos da vergüenza decir no quiero? ¿Es algo malo? ¿Eso es ser grosero? ¿O es que en algún momento si voy a querer y por eso creo las excusas?

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

¿Quieres aprender a crear contenido valioso en tus redes sociales y página web?

Pide tu acceso al taller gratis de introducción de copywriting