¡Hola!

El verano llegó, bueno nunca se ha ido 😏, pero parece que se sentía muy solo y buscó al polvo de Sahara como compañía. Gracias a Dios que ya volvió a su soledad.

Te digo que trabajar desde casa no es fácil con este calor. Estoy cómoda, pero no soy millonaria 🤑 para prender el aire todo el día.

Y hablando de lo que uno quisiera tener, porqué cuando tenemos eso que tanto queríamos, después de los tres usos, ¿ni caso le hacemos?

Hace unos meses compré un perchero porque la ropa vivía encima del escritorio de mi habitación o en una silla (sí lo sé, las gavetas y el closet están demás). Los primeros días, había una emoción. Ya no se veía el reguero de ropa.

Esa felicidad duró poco. Al parecer la ropa tiene vida propia. Se multiplicaron, porque ahora están en el perchero, en el escritorio y en la silla.

Mi reflexión de hoy es corta y es esta: a uno no le hace falta nada. Pero un siempre quiere más para tener más reguero.

Que tengas un feliz día y hasta la próxima reflexión,

Karina Petit

Copywriter con complejo de pensadora.

The Storyteller Wannabe.


También me encontrás como:

YOUTUBE: The Storyteller Wannabe

INSTAGRAM: @karinapetitr

TWITTER: @karinapetitr


KARINA PETIT
Ayudo a las marcas a crear contenido que llame la atención a través del Copywriting. Creadora del blog El Pensamiento de Ka. Contar historias es mi parte favorita del Copy.
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

¿Te gustaría recibir la reflexión directamente a tu correo? Anótalo aquí.

0 + 1 = ?