¿Te ha pasado que te invitan a un evento cualquiera y confundes la fecha?

Soy cuidadosa en cuanto a recordar fechas y horarios. Y aunque en mi teléfono tengo un ‘’to do list’’,  tengo buena memoria.

Hace unos días confundí la fecha de un cumpleaños que tenían los niños. Había leído la invitación. Tenía la dirección. Tenía la guía. Estaba lista. Estaba 100% segura. Sin embargo, me adelante una semana.

A veces las cosas tardan más tiempo de lo esperado. Aun teniendo todos los recursos, no tenemos total control de todo.

Si te sientes perdida o confundida, no lo estas. Solo has llegado temprano al proceso.

P.D. 1: Para los curiosos, nos dimos cuenta a tiempo de la fecha del cumpleaños.

P.D. 2: Esta reflexión fue inspirada por un post de Gary V.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

¿La historia o el mensaje?