Estos dos últimos años me he dedicado a aprender, prepararme y entrenarme para aventurarme a lo desconocido. En este proceso descubrí que tenía algunas habilidades que no sabía que poseía.

Además, me dedique a encontrarme a mí misma (si, ese cliché o cursilería que muchos hablan y que otros critican porque no sabe de qué se trata. Me paso a mi). En ese proceso conocí personas que influyeron en mi de tal manera que cambiaron mi vida (no las mencionaré. Ya se los dejé saber individualmente).

No soy experta ni gurú en nada. Tampoco la persona más correcta o perfecta. Soy lo suficiente humilde para reconocer que no lo sé todo y que debo seguir aprendiendo. Reconozco también que he sido terca y no me he dejado guiar.

El día que deje de aprender, ahí se detuvo mi crecimiento.

Mi grandeza no esta en lo que tengo, sino en lo que puedo dar. Aprendo de tal manera que pueda enseñar a otros.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.