En ocasiones nos encontramos frente a situaciones que realmente no sabemos que hacer ni que decir.

Creo firmemente que la toma de nuestras decisiones está basada en nuestros valores y prioridades. Por eso creo que nuestro actuar no es ni correcto ni incorrecto.

Para explicarlo mejor, una persona que sus valores y prioridades están centrados en lo moral y lo humano actuara en base a eso porque entiende que es lo correcto. En cambio, si los valores y prioridades están centrados en lo patriótico y religioso en base a eso actuará y también estará en lo correcto.

Cada uno actúa conscientemente apoyado en sus creencias. Nadie esta correcto ni incorrecto. Nadie es perfecto o imperfecto.