Hemos permitido que el miedo y la vergüenza tenga poder sobre nosotras. Vergüenza a lo que piensen los demás y miedo a no poder demostrar que soy capaz.

Nos presionamos tanto por tener la aprobación de otros, que renunciamos a nuestra autenticidad y perdemos lo que realmente somos y lo que realmente valemos.

Dedícate a pertenecer, no a encajar. Deja el perfeccionismo y la comparación, te quitan la felicidad. Reconoce que eres vulnerable, imperfecta y a veces tienes miedo, que no podemos con todo y necesitamos ayuda. Y reconoce también que eres merecedora de todo, siempre y cuando dejes a un lado las opiniones de los demás y te aceptes.

#ElPensamientoDeKa

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.