Conoce la historia de Roldani Félix. Es un niño estrella jugando basketball. Pero no solo se destaca por ser bueno, se destaca por es excelente jugando descalzo.

Es una pena que conviertan esto en una burla, en lugar de promoverlo como inspiración y motivación.

Celebro que su talento haya sido premiado. Sin embargo, celebro más su madurez. Celebro su firmeza y seguridad que no permite que nada ni nadie la destruya. Celebro a sus padres por el valor de la honestidad que han sembrado en él.

Este niño me ha enseñado una lección poderosa. Para desarrollar mi talento no necesito tenerlo todo, solo me basta la inspiración y el deseo.

¡Feliz inicio de semana!