¡No soy experta! Solo he leído mucho, tomado talleres y puesto en práctica. Hoy te comparto lo aprendido y la experiencia.

Lo primero que debes saber es que todas tus tareas y responsabilidades no podrás hacerla en un día. Cometemos mucho este gran error, porque pensamos que tendremos más tiempo para descansar o hacer las cosas que nos gustan. Hasta ahora, ¿Te ha funcionado ese plan?

En segundo lugar, ya cae en cuenta que el día sólo tiene 24 horas. Agregarle mas horas al día no te hará productivo si no te organizas. Tu te administras en el tiempo, no el tiempo a ti.

Es muy difícil saber en que se te va el tiempo si no estas organizado. Así que, el siguiente paso es hacer un diagnóstico: haz un listado de tus trabajos, tareas y responsabilidades (esto incluye el área laboral, social, familiar y recreación).

Con tu listado ya sabes los horarios en que debe cumplirse cada tarea. Ahora lo que harás es distribuirlas en la semana.

¿Cómo distribuyo mis tareas? Aquí el plan:

  1. Organiza tus tareas por el tiempo que te tome. Mucho o poco, ya sabes que día te conviene o es más fácil para ti hacer esa tarea.
  2. Organiza tus tareas por acciones similares. Y si tus tareas implican moverte de un lugar a otro, organízalas que estén en la misma ruta. Esto te ahorrara tiempo y estarás menos cansado.
  3. Divide tus tareas en dos: las tareas de las mañanas y las tareas de la tarde.

Algunos tips:

-Este pequeño plan te permitirá organizar también tu tiempo de recreación y ocio. Es muy importarte tener tiempo para ti. Prográmalo como una tarea más.

-Organizarte te quitara esa sensación de ‘’ajogue’’ y de estar apagando fuegos todo el tiempo.

-Con tu plan de organización podrás mover tareas. Si has completado tus tareas del día y vez que te queda tiempo para hacer una más, podrás hacerlo.

-Busca plantillas, cuadernos, agendas, Ipad, celular, cualquier instrumento con el que te sientas cómodo para hacer tu plan semanal. Usar los recordatorios y alarmas te ayudaran.

-Si te llegan tareas nuevas, acomódalas a tu agenda ya organizada. Además, no podemos decir siempre si a todo.

¡Recuerda! Estar ocupado y ser productivo no es lo mismo.

Sigue aprendiendo. sigue creciendo. sigue cambiando.

10 replies

Trackbacks & Pingbacks

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.