¿Con que frecuencia practicas al arte de dar gracias?

Ayer leía un artículo que decía que tomarse un tiempo para dar gracias por el momento presente abre una dimensión más profunda a nuestras vidas.

Se que es importante ser agradecida. Dar gracias por las cosas buenas de mi vida. Pero siendo honesta, es más fácil decirlo que hacerlo. Claro, la vida se encarga de proveer situaciones difíciles que debilita la esperanza o que no  llenan nuestras expectativas.
Cultivar el agradecimiento no solo en los buenos momentos, sino en todo momento es un verdadero reto. Demanda de un gran esfuerzo. Con facilidad veo lo negativo de mi vida lamentando aquello que no salió como yo quería. ¡Cuantos años he pasado quejándome y comparándome!
La vida misma ya es un regalo . Tiene fecha de vencimiento. Pero debajo de lo malo hay muchas bendiciones que damos por sentado. No se tiene que ver con lo mucho o poco que tengo. Ahí comienza el poder de la gratitud: levanta nuestro espíritu cuando no estamos buen ánimo y nos hace sentir regocijados. Hay que agradecer hasta por las cosas mas insignificantes.
Hoy me tomo un momento para recordar todas mis bendiciones recibidas durante los últimos 11 años. Doy gracias  porque, aunque he perdido, también he ganado.
¿Y hoy, porque das gracias?
#Agradecida
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.