Hace aproximadamente seis meses me uní a un proyecto para recaudar fondos para los niños desnutridos en la localidad de El Cercado en República Dominicana.

Algunos respondieron inmediatamente a la causa, otros se quedaron rezagados dejándolo para después. Continúe mi labor. Poco a poco fui dejándola a un lado hasta no seguir.

Para mi sorpresa, esos otros que se quedaron rezagados para después, respondieron a la causa.

Ese sencillo principio ‘’cada uno cosecha lo que siembra’’ muchas veces ignorado, cobro sentido. Tu siembra debe ir atada a un propósito: qué cosechare con mi trabajo, qué cosechare con mis palabras, qué cosechare con mis acciones.

Cualquier cosa a la que inviertes tu tiempo, es una siembra. ¿Qué tipo de semillas estas sembrando?