EMPATÍA.

El sábado, las madres de la liga de béisbol donde practica mi hijo, fuimos convocadas a participar en un juego como parte de la actividad de cierre por las vacaciones de navidad.

No soy para nada espontánea, pero sin pensarlo dos veces decidí a participar.

¡Qué fácil se ve un juego desde afuera! Antes de empezar a jugar hicimos ejercicios de calentamiento, práctica rápida de bateo y atrapar la bola.

Sin dudas me divertí un paquetón. ¡Y más que mi equipo ganó!

Aunque solo era un juego para divertirnos, todas nos metimos en personaje y lo dimos todo para ganar como si fuéramos profesionales. Muchas no nos conocíamos, pero algo nos compenetro e hicimos tremendo equipo.

¿Qué me dejó esta aventura?

Nadie sabe lo que estar en los zapatos del otro hasta que le llega el momento de ponérselos.

La adrenalina, presión y ansiedad de un espectador no es la misma de quien está en terreno de juego. Un espectador no siente, ni tiene la responsabilidad de la situación.

Aprendí a no exigir cuando no sé sobre algo.

La empatía solo la entenderás cuando vivas en carne propia lo que otros han vivido.

Disfruten el vídeo y deslicen para ver las fotos.

#Empatía #Experiencias #Reflexión #Aventura #béisbol

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.