José era el menor de 12 hermanos. Era el favorito de su papá. (lo de favorito es otra historia compleja que ahora no viene al caso). Le compraba las mejores ropas. Ya te imaginas la envidia de sus hermanos.

José, además de ser el menor, era un pan de Dios, tenía una mente sana y era muy inocente (cosa rara, porque mientras más pequeños más terribles). La cosa es que sus hermanos no aguantaron la situación y lo vendieron a unas personas como esclavo. Le quitaron su ropa, la mancharon de sangre y la se la llevaron al papá diciéndole que había sido devorado por un animal salvaje.

Bueno para hacerte la #historia corta, paso el tiempo y José le ofrecieron un trabajo full de to’. Al final paso de ser esclavo para vivir como un rey.

¿Sus hermanos? En el mismo lugar y peor por envidiosos.

Lo que esta para ti, esta para ti, aunque te quiten del medio.

¿Has sentido envidia alguna vez?

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ya te apuntaste a mi clase gratuita “Introduccion de copywriting enfocado en el storytelling”?

Pide tu acceso aqui