Si no pregúntale a mi esposo que en esta cuarentena fregó y lavo baños como el mejor 💪.

Ok, vamos a ponernos serio 🧐. Hace dos años escribí esto y parece que hoy, estando en la sala de mi casa, volví en el tiempo. Por eso quise compartirlo de nuevo:

‘’Soy católica por elección. Dice Genesis 2:24 “Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán UNA SOLA CARNE”.

En nuestro hogar somos una sola carne. Los dos salimos a trabajar. Los dos hacemos las cosas de la casa cuando toca. Los dos criamos, educamos y cuidamos los niños.

Yo como mujer no quiero ser superior ni inferior. No quiero ser mejor ni peor que mi esposo. Quiero seguir siendo lo que hasta ahora hemos sido: complementos. ¿Por qué competir? Si a mí me va bien, a ti también y viceversa.

La sociedad nos discrimina porque su base no está bien cimentada. Porque desde pequeños nos clasifican y dividen. Nos enseñan a ser contrincantes.

Mujer tu competencia es contigo misma. Hombre tu competencia es contigo mismo. JAMÁS seremos iguales. Sin embargo, si podemos ser equipo’’.

¡Hace dos años de esto! Y me parece que todavía estoy ahí. ¿Qué crees tú?

Que tengas un feliz día y hasta la próxima reflexión,

Karina Petit

Copywriter con complejo de pensadora.

The Storyteller Wannabe.


También me encontrarás como:

YOUTUBE: The Storyteller Wannabe

INSTAGRAM: @karinapetitr

TWITTER: @karinapetitr


KARINA PETIT
Ayudo a las marcas a crear contenido que llame la atención a través del Copywriting. Creadora del blog El Pensamiento de Ka. Contar historias es mi parte favorita del Copy.
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

¿Te gustaría recibir la reflexión directamente a tu correo? Anótalo aquí.

5 + 3 = ?