Plátano maduro no vuelve a verde, dice el refrán.

Cuando era niña soñaba con ser bailarina profesional. Imaginaba que era la mejor y bailaba en los más grandes escenarios.

¿Qué me falto para alcanzarlo?

  1. No estuve dispuesta a pagar el precio (sacrificio).
  2. Lo soñaba, pero no puse acción.
  3. Mentoría. A nadie le compartí mi sueño. Y nadie simplemente abandono conmigo.

Las oportunidades (el plátano maduro), aparecen. Pero el tiempo transcurrido no (no vuelve a verde).

La oportunidad de ser bailarina puede aparecer. El tiempo de ser bailarina profesional, no.

El futuro se construye hoy. Se hoy, haz hoy y ten hoy.